Qué podemos diagnosticar con un TAC

 
TAC Cabeza
TAC Columna vertebral
TAC Masa pulmonar
TAC
TAC Vascular

Dependiendo de la región anatómica a escanear, un TAC es una excelente ayuda al diagnóstico de algunas patologías, entre las que podemos destacar:

CABEZA

Patologías dentales y masticatorias: articulación temporomandibular, músculos masticatorios, neoplasias orales y periodontales, abscesos retrobulbares, etc.

Nariz, senos y área periorbital: rinitis destructivas, fúngicas, crónicas o no específicas; pólipos nasofaríngeos, cuerpos extraños, neoplasias, afección de senos nasales, traumatismos, fracturas, etc.

Calvarium: traumatismos, fracturas, neoplasias, malformaciones, osteomielitis.

Oído: Otitis medias o internas, pólipos, otolitiasis, neoplasias, masas de tejidos blandos, abscesos, etc.

Cerebro: Tumores primarios o metastásicos, quistes, edemas, hidrocefalias, malformaciones, infecciones, inflamaciones, lesiones vasculares (infartos, hematomas, hemorragias), etc.

CUELLO CRANEAL

Patologías que asientan en faringe, laringe, tráquea, tiroides, linfonodos, vasos y nervios de esta región: traumatismos, estenosis, masas, fístulas, adenomegalias y patologías de tiroides.

COLUMNA VERTEBRAL

Canal vertebral: tamaño y posición de la médula, material anormal (hernias discales), tumores medulares o meníngeos, mielomalacias focales o difusas, estenosis lumbosacras, etc.

Cuerpos vertebrales: fracturas y luxaciones, tumores, espondilosis, estenosis de forámenes con radiculopatías compresivas, inestabilidad vertebral, luxaciones atlantoaxiales, quistes óseos, etc.

Región extraespinal: inflamaciones, masas, tumores, discoespondilitis, abscesos, cuerpos extraños, etc.

MIEMBROS

Huesos: Reconstrucción tridimensional de fracturas complicadas.

 Articulaciones: Métodos de elección para el estudio de la displasia de codo (Fragmentación de coronoides, OCD, NUPA, osificaciones incompletas de cóndilos humerales). También para el diagnóstico de patologías que afectan a tarso, carpo, hombro y caderas (fracturas, esclerosis, osteofitos, inflamaciones y mineralizaciones), así como de lesiones o avulsiones ligamentosas.

TÓRAX

Vías aéreas: Tumores laríngeos, parálisis laríngeas, bronquitis, bronquiectasias, cuerpos extraños y tumores de vías aéreas.

Parénquima pulmonar: Enfermedades lobares (consolidaciones, neumonías, atelectasias, torsiones de lóbulos pulmonares, masas de origen incierto, tumores primarios, etc.) o enfermedades pulmonares difusas (fibrosis idiopática del WHWT, enfermedad pulmonar parenquimatosa difusa o carcinoma pulmonar).

Pleura: Neumotórax, carcinomatosis pleural, rotura del conducto torácico, fracturas o lesiones de costillas, pleuritis, abscesos y efusiones pleurales.

Mediastino: Linfoadenopatías, masas (lipomas, linfomas, timomas, sarcomas histiocíticos, tejido tiroideo ectópico, etc.), enfermedades esofágicas (megaesófago, masas o cuerpos extraños), afecciones diafragmáticas (hernias, masas mineralizadas, etc.) y afecciones de la base cardíaca como las efusiones pericárdicas y tumores de la base cardíaca del tipo de los quemodectomas.

Pared torácica: Tanto en región del hombre y entrada de tórax, en la región torácica craneal, medial, caudal, mediastínica y esternal, podremos definir masas, abscesos y tumores, hernias traumáticas, fístulas y cuerpos extraños, fracturas y hernias peritoneo-pericárdicas.

ABDOMEN

Órganos abdominales: Todos los órganos abdominales son evaluables con y sin contraste. En el TAC buscaremos anomalías en tamaño, forma, contorno, localización y densidad, pudiendo definirse patologías de malformaciones, inflamaciones, infecciones, abscesos, tumores, cuerpos extraños, fístulas, adherencias, hiperplasias, etc.

Pared abdominal: Tanto en su región craneal, medial y caudal podremos definir masas, abscesos y tumores, hernias traumáticas, fístulas y cuerpos extraños.

VASCULAR

Torácico: Define patologías como anormalidades de los anillos vasculares, ductus arterioso persistente y tromboembolismos pulmonares, traumatismos vasculares, etc.

Abdominal: Shunts portosistémicos y otros shunts, fístulas arteriovenosas, tromboembolismos, trombosis portal y de vena cava caudal, traumatismos vasculares, etc.